Casado: “El PP es el único partido de cambio moderado de España porque es capaz de pactar a su izquierda y a su derecha”

pablocasado1

Afirma que “solo el PP puede considerarse PP útil a la hora de establecer alianzas de alternativa a la izquierda, a los populistas y a los nacionalistas”

publidentalfinestrat

publi2

Considera que “ningún partido se puede permitir el lujo de malograr la ola de cambio que las urnas reflejaron en las elecciones andaluzas”.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha afirmado que “el PP ha demostrado que es el único partido de cambio moderado en España porque es capaz de llegar a acuerdos a su izquierda y su derecha”. “Si Ciudadanos y Vox no pueden hablar, demuestran que solo el PP puede considerarse útil a la hora de establecer alianzas de alternativa a la izquierda, a los populistas y a los nacionalistas”, ha subrayado.

En este sentido, Casado se ha mostrado seguro de que “el mandato de los andaluces se va a cumplir” y Juanma Moreno va a ser investido presidente de la Junta de Andalucía porque, a su juicio, “ningún partido se puede permitir el lujo de malograr la ola de cambio que las urnas reflejaron en las elecciones andaluzas”.

Durante su entrevista en el programa Más de Uno de Onda Cero, el presidente del PP ha insistido en que el Partido Popular es la única formación política “capaz de negociar una agenda de cambio con aquellos partidos que quieren regeneración y acabar con un régimen de cuarenta años de socialismo en Andalucía”.

Asimismo, ha explicado que las posturas expuestas por Vox hasta ahora “están dentro de la Constitución y es nuestro único límite” y a partir de ahí, ha continuado, hay posturas de Vox que al PP no le gustan al igual que otras planteadas por Ciudadanos.

No obstante, Casado ha subrayado que el PP habla con partidos que están en la Constitución y, precisamente por eso, podría hablar de Presupuestos o de la aplicación del artículo 155 con el PSOE.

Así, ha recordado que el PP nunca ha tejido un cordón sanitario contra el PSOE y, por ello, ha afirmado no entender el hecho de que el PSOE intente tejer un cordón sanitario a partidos que acepten la Constitución. “La regla es la Constitución”, ha aseverado.

De igual forma, ha declarado no entender que “los partidos que han generado la fragmentación parlamentaria en España luego sean los que no son capaces de llegar a acuerdos”. “Yo no cuestiono lo que dicen los votantes que han dicho que haya multipartidismo y que surjan nuevas formaciones; tengo la responsabilidad de llegar a acuerdos”, ha concluido.

ACUERDO CON CIUDADANOS EN ANDALUCÍA
Tras recordar que el acuerdo con Ciudadanos en Andalucía ya está suscrito, el líder del PP ha destacado que las negociaciones con Vox no son para la constitución de Gobierno, porque “ya ha dicho que no va a entrar” en el Ejecutivo andaluz.

Así, ha especificado, para que Juanma Moreno reciba los votos de la formación liderada por Santiago Abascal, el PP “planteará qué agenda de cambio tenemos para Andalucía”. “Lo que no puede ser es que Vox sea la última opción de Susana Díaz para perpetuarse en el poder”, ha apostillado.

En este punto, el dirigente popular ha subrayado que el compromiso del PP en la lucha de la violencia contra la mujer es inequívoco, como prueba el hecho de que el Partido Popular lideró el primer Plan Nacional Contra la Violencia de Género de la historia y que, durante la etapa de Mariano Rajoy al frente del Gobierno, se alcanzó el primer Pacto Nacional Contra la Violencia de Género, dotado con 1.000 millones de euros y liderado por Juanma Moreno como secretario de Estado.

“La defensa de todas las medidas para proteger a las mujeres frente a la violencia de género es compatible con que Vox también proponga que haya medidas para proteger a las víctimas de violencia doméstica”, como niños, ancianos o parejas del mismo sexo, ha indicado Casado, quien ha señalado que “todo lo que sea ampliar la cobertura a las víctimas de cualquier delito, puede contar con nuestro apoyo”.

Casado ha recordado, además, que el Partido Popular lleva décadas liderando este tipo de políticas y que, por tanto, “ni la izquierda ni Vox” nos va a dar lecciones de cómo se puede erradicar esa lacra social. En este sentido, ha enumerado algunas de las políticas impulsadas por su partido, entre ellas las orientadas a la prevención, como la creación de empleo o la apuesta por la conciliación.

PRESUPUESTOS
En otro orden de cosas, durante la entrevista, Pablo Casado ha recordado que en la reunión que mantuvo con el presidente del Gobierno en el Palacio de la Moncloa en el mes de agosto, le ofreció el apoyo del PP a los Presupuestos si mantenía la senda del déficit, bajaba los impuestos y reducía la deuda pública.

Sin embargo, en lugar de aceptar estas propuestas -ha lamentado Casado- Sánchez, decidió pactar con la izquierda de Pablo Iglesias que le ha pedido aumentar el gasto público en 6000 millones de euros sin incluir las partidas de competencia autonómica y municipal. Es decir, Sánchez “ha optado por una línea ideológica radical en vez de por seguir con la senda la de crecimiento y creación de empleo”.

En este sentido, Casado ha lamentado que el tiempo le haya dado la razón, ya que como advirtió, los Presupuestos del Gobierno “no son buenos para España” y así lo han considerado después la Comisión Europea, el FMI y la OCDE que han rechazado las cuentas españolas por “irreales e irresponsables”.

Por ello, ha instado al Gobierno a “recapacitar “y presentar unos Presupuestos
“que bajen la deuda pública, los impuestos y cumplan la senda de déficit”, ya que “no estamos para hacer concesiones a los de Podemos” sino para “recuperar la senda de crecimiento y de creación de empleo que las contrarreformas que ya han anunciado, ponen en riesgo”.

Asimismo, Casado ha señalado que también ofreció al presidente del Gobierno pactar asuntos como Cataluña, el Pacto de Violencia de Género, las infraestructuras o la política de Defensa.

“El problema es que Sánchez decidió hacer cuentas y prefirió seguir con sus socios de moción de censura antes que acordar con partidos moderados una hoja de ruta para esta legislatura”, ha afirmado.

EL PP NO QUIERE REFORMAR LA CONSTITUCIÓN
Casado ha subrayado que, frente al resto de partidos, “el Partido Popular es el único partido que no plantea la reforma de la Constitución”. En esta línea ha criticado que el PSOE no solo la plantea en cuestiones que no son urgentes sino que está pactando con Torra una consulta de autodeterminación que vuela por los aires la Constitución, ya que, como ha explicado entre las 21 medidas que le planteó Torra a Sánchez, durante la última reunión que han mantenido, estaba la mediación internacional y una consulta de autodeterminación.

Casado ha añadido que el PP ha pedido, por vía parlamentaria, que el Gobierno publique esas medidas y parece que se niega y en una entrevista radiofónica, Sánchez dijo que le parecía bien que se votara en Cataluña una decisión sobre la autodeterminación. Asimismo, Casado ha criticado que Sánchez hoy diga que el Estatuto de Autonomía de Cataluña no lo han votado los catalanes.

Esto, a su juicio, supone un “disparo a la línea de flotación del Tribunal Constitucional” que se pronunció sobre lo que era constitucional y lo que no y que si no hubiera modificado el Estatuto, hoy los líderes independentistas que han dado un golpe al Estado estarían siendo juzgados por el TSJC, cuyos magistrados hubiera nombrado un Parlament de Cataluña, dirigido por los partidos independentistas.

En opinión de Casado, “el problema de Cataluña se inició cuando Zapatero le dijo a Maragall que las Cortes aprobarían lo que saliera del Parlament, que es exactamente lo que dijo Sánchez a Tardá y Campuzano en el Congreso hace unas semanas: traigan aquí dos tercios del Parlament de Cataluña que podremos sentarnos a dialogar bilateralmente”.

Por ello, Casado ha insistido en que “el Estado español no puede negociar bilateralmente con una autonomía” y “el jefe del Gobierno no puede ser recibido como un líder extranjero en el Palacio de Pedralbes”.

El problema es que “Sánchez va contra la Constitución como dicen sus hechos y sus socios, como Tardá que le recordó en el Congreso que estaba sentado ahí gracias a votos de ERC”.

Por ello, le ha instado a “no envolverse tanto en la Constitución” sino que haga como el PP, que la preserve porque “no es un problema sino la solución al problema del independentismo del que Sánchez se ha convertido en un aliado”.

LIDERAR EL CENTRO-DERECHA
En otro orden de cosas, Pablo Casado ha reiterado que el PP aspira a “liderar el centro-derecha español”, “porque hemos demostrado que somos los únicos que podemos hacerlo”.

“Tenemos una historia que ha sido buena para España. Si a eso le sumamos un discurso sin complejos, en el que se apela a esa España de los balcones, que quieren que hablemos claro del tema de Cataluña, en la bajada de impuestos, en la defensa de la familia o de una inmigración legal, ordenada o vinculada al mercado de trabajo, podremos liderar ese espacio”, ha apostillado.

Por último, preguntado por la designación de Ruth Beitia como candidata del PP a la presidencia de Cantabria, Casado ha asegurado que se trata de una “candidata muy potente”, que es bueno que el PP se abra a la sociedad y que referentes en distintas disciplinas nos puedan representar en unas elecciones que son cruciales”.

Anuncios