Guirao ensalza la Constitución como germen de la industria cultural española, un sector generador de empleo y desarrollo económico en los últimos 40 años

Junto a él han participado en el acto, que reúne a destacados representantes de la creación cultural, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac. La cita está organizada por el Ministerio de Cultura y Deporte en colaboración con el Ayuntamiento de Valladolid.

La Constitución Española de 1978 fue un punto de inflexión para todos los ciudadanos, como ha señalado Guirao en su intervención. «Supuso el germen y desarrollo de las industrias culturales, que han crecido en estas cuatro décadas hasta convertirse en un sector importante, generador de empleo y de desarrollo económico», ha dicho y ha señalado que “con la aprobación de la Constitución la cultura pudo acceder a una protección desconocida en los 40 años anteriores, pudiendo concentrar sus energías en la creación en lugar de sortear la censura”.

En ese sentido, el Ministro ha indicado el cambio que supuso desaparición de la censura con la llegada de la Carta Magna: «los obstáculos hacia la cultura durante la dictadura, que se cebaron principalmente en el cine y la literatura, rondaban lo grotesco, lo ingenuo a veces e, incluso, lo arbitrario. Esa arbitrariedad [de la censura] que hoy nos parece intolerable, durante mucho tiempo fue la norma».

“Reflexionar y digerir, ser contemporáneos a nuestro tiempo”

José Guirao ha destacado como uno de los cambios más importantes en la vida cultural en España gracias a la Constitución «el cese del flujo de ciudadanos obligados a salir fuera del país para poder respirar algo de libertad». «El final de la autarquía atrajo el foco sobre España y entonces fue el mundo exterior el que quería cruzar los Pirineos para descubrir nuestro cine, nuestro teatro o nuestra danza», ha añadido.

Para poner fin a su intervención, el ministro ha reconocido que, aunque la Constitución fue un grandísimo éxito para la cultura, «no debemos pensar que todo lo que hacemos es suficiente. Hay que hacer una reflexión crítica sobre lo bien hecho y lo que no se ha hecho bien.  Que dentro de 40 años, las generaciones que nos precedan puedan decir que supimos entender el momento histórico que vivimos y supimos ser capaces de reflexionar y digerir, de ser contemporáneos a nuestro tiempo”, ha concluido.

Por su parte, Óscar Puente ha destacado a su vez el gran valor de la Constitución para la cultura española. «Sus promotores trazaron la senda por la que hemos caminado generaciones de españoles durante cuatro décadas. En esta jornada conoceremos reflexiones muy útiles no solo para los gestores, sino también para las instituciones porque debemos promover la igualdad de todos los individuos e impulsar su participación en todos los ámbitos, incluido el cultural», ha señalado el alcalde.

El lugar destacado de la política cultural autonómica

En el acto inaugural ha participado a su vez María Josefa García Cirac, que ha centrado su intervención en las políticas culturales a nivel autonómico que, desde los primeros años, «tuvieron un lugar destacado para la conservación, la gestión y la promoción de la cultura y de la lengua».

El encargado de conducir la conferencia inaugural de la jornada conmemorativa ha sido el productor de cine, director, escritor, ex senador y ex diputado del parlamento de Cataluña Pere Portabella. «Uno de los protagonistas de la lucha por la cultura, miembro de la comisión para la creación de la Constitución y figura primordial de nuestro cine y de nuestro pensamiento», como ha destacado José Guirao. En ella ha continuado exponiendo las ideas recogidas en su película documental Informe general sobre unas cuestiones de interés para una proyección pública (1977), que se ha visionado esta mañana y cuya proyección se repite a las 19.00 horas.

Dos mesas redondas completan la programación de la jornada durante esta tarde.

Anuncios