LA CONCEJALÍA DE CULTURA DE VALENCIA IMPULSA LA RESTAURACIÓN DEL LIENZO LA INMACULADA CONCEPCIÓN Y LOS JURADOS DE LA CIUDAD DE VALÈNCIA, DE 1662.

IMAGEN_1_063188
Se trata de uno de los cuadros más importantes de la pintura barroca valenciana.

publi2

La concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, con el profesor de Iconografía e Historia del Arte de la Universitat Jaume I, Pablo González Tornel.

La Concejalía de Cultura y Recursos Culturales ha iniciado el proceso previo para la restauración integral del cuadro La Inmaculada Concepción y los jurados de la ciudad de València, realizado en el año 1662 por Jeroni Jacint Espinosa, obra propiedad del Ayuntamiento de València y una de las piezas capitales de la pintura barroca valenciana y española.

Un grupo de investigación dirigido por el profesor de Iconografía e Historia del Arte de la Universitat Jaume I, Pablo González Tornel, en colaboración con el Museo de Bellas Artes de València, lugar donde reside de forma temporal el cuadro, va a iniciar este proceso impulsado por la Concejalía, en el marco del proyecto de adecuación del Museo Histórico de València (MHV). Para ello, se dispone de una subvención de la Generalitat de 34.500 euros, que se destinará a la realización de un análisis histórico y técnico, y la posterior elaboración de propuestas concretas de conservación de la obra que será competencia del Ayuntamiento.

La iniciativa se enmarca en el Plan de Restauración del Patrimonio que la concejala de Cultura, Gloria Tello, está impulsando para poner en valor el rico patrimonio histórico y artístico de la ciudad de València. Tal como ha explicado Tello, «el proyecto de adecuación del MHV no sólo pasa por el rediseño y ampliación de sus espacios, sino que nuestra intención contempla también la restauración de algunos de sus fondos más valiosos». De hecho, ha destacado la delegada, «hablamos de un museo que alberga elementos de notable importancia histórica y patrimonial, y nuestro compromiso firme con el patrimonio histórico y artístico no podía dejar de lado una obra como esta que, además, presenta un marcado carácter municipalista».

La Inmaculada Concepción y los Jurados de la ciudad de València es un óleo sobre lienzo de 360 x 350 cm. Las grandes dimensiones del cuadro y su ajetreada trayectoria, que le ha hecho mudar varias veces de residencia, desde la desaparecida Casa de la Ciudad, al conjunto de la Lonja y, finalmente, al Ayuntamiento, han afectado notablemente a su estado de conservación. A lo largo de su historia, el lienzo ha sido objeto de diversas intervenciones: entelados, limpiezas y restauraciones parciales; la última de ellas, en el año 2000, con motivo de la exposición antológica sobre Espinosa en el Museo de Bellas Artes de València. Sin embargo, ni esta ni las actuaciones previas han afrontado un estudio integral del cuadro que aúne la investigación histórica, el análisis técnico y material y la propuesta de una intervención completa que asegure su correcta lectura, conservación y transmisión a la sociedad valenciana.

Estos son, precisamente, los objetivos del proyecto que impulsa la Concejalía, que harán que, como ha explicado el profesor Tornel, «la sociedad valenciana recupere una de las obras cumbres de la pintura del siglo XVII y máxima expresión del municipalismo valenciano». Hoy mismo han comenzado los análisis y radiografías que permitirán acceder al dibujo original del pintor bajo los pigmentos.

La Inmaculada Concepción y los jurados de la ciudad de València fue un encargo que los coprotagonistas de la escena, los jurados de la ciudad de València, hicieron a Jeroni Jacint Espinosa para dejar constancia de su toma de partido en pro de la doctrina de la Inmaculada Concepción, un motivo plástico y doctrinal que experimentó un notable auge en su momento. Además, el marcado carácter político que también proyecta la representación se constata no solo a través de sus comitentes, sino también por el lugar donde iba a ser expuesta: la sala de juntas secretas de la Casa de la Ciudad.

Anuncios