La chica de los  ojos azules, una enfermera del IVO muy profesional, de valores y con una gran  sensibilidad.

ivo2

publi2

Las noticias de  Javier Mesa Reig han vivido experiencias y han conocido personas excepcionales  del  área sanitaria  y  hoy queremos hacer referencia a una persona excepcional, LA CHICA DE LOS  OJOS AZULES, una enfermera del  IVO  que nos ha llamado la atención por su belleza interior y exterior en donde su profesionalidad, valores y sensibilidad hemos podido descubrir.

Su nombre es Arancha, es de Albacete y tiene una vocación de enfermera excepcional como todas las que trabajan en el área sanitaria. Las noticias de Javier Mesa Reig la conocieron porque era una de las enfermeras en realizarme las curas y su  profesionalidad y  sensibilidad evitaron dolores en las áreas afectadas a pesar que llevaba poco días operados.

La primera vez que la vi me llamaron su  atención sus ojos azules que tenían una belleza y una fuerza que contrastaba con su cabello moreno  y  desde que  la conocí la llamé la chicha de los ojos azules. Su belleza era excepcional y su  atención maravillosa.

Durante los 15 días de ingreso en el IVO pude conocerla y sin duda que hicieron descubrir a una persona con muchos valores y con una educación excepcional en donde los valores cristianos formaban parte de su vida ya que  su madre es catequista. Sin duda que sus valores me llamaron la atención ya que los míos también son cristianos y estuvimos hablando de lo difícil que  es poder  expresar que eres cristiano y lo mal visto que  está en la sociedad, aunque debo de  añadir que no  en todos los ámbitos  y que el catolicismo atrae a mucha gente joven a pesar que en ocasiones no lo veamos en las iglesias.

Su belleza interior  y  su belleza exterior  me cautivaron,  pero sin duda su personalidad y su  sensibilidad como enfermera  profesional es lo que hoy me llevan a dedicarle este artículo.

La chicha  de los ojos azules habla con su mirada ya que muestra su expresión más sincera llena de una sensibilidad excepcional. En sus curas diarias sin duda que su cuidado, tacto y forma de realizar su trabajo era impecable y apenas tuve dolor en las curas que me realizó. Su presencia siempre era un halago porque  sabía que iba a tener unas curas que  a veces por tener que poner unos adhesivos sanitarios pegados al cuerpo suponen un dolor, pero su  sensibilidad y  forma de realizarlo hacían que el dolor fuera menor.

Hoy mi mirada personal es para Arancha, una joven mujer en donde su vocación, profesionalidad  y sensibilidad han merecido toda mi atención y  elogios  por  su actitud frente a la vida y a su  profesión.

Así  es La chica de los  ojos azules, una enfermera del IVO muy profesional, de valores y con una gran  sensibilidad .

chicaojosazules2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios