Gracias IVO por vuestra amabilidad, profesionalidad y  generosidad.

ivo2

publi2

Las noticias de Javier  Mesa Reig salieron del Hospital  IVO el pasado viernes 2 de noviembre y hoy quieren dedicar un pequeño  articulo y  agradecer la amabilidad, profesionalidad y generosidad que me han mostrado  durante los 15 días que he estado  hospitalizado y recibiendo su atención.

Todo comenzó un 18 de octubre cuando fui  ingresado de urgencias  por  tener la vejiga llena de orina con casi 4 litros . La atención y  la excelente profesionalidad vieron que mi vejiga necesitaba  ser vaciada y que ello  era la causa de mis dolores y mi  falta de sueño durante 10 días.  A partir  de este día los  controles por infección  y también para la preparación de la operación fueron continuos y sin duda que en cada instante todos mostraron una gran amabilidad, profesionalidad y generosidad. A pesar de la complicación inicial previa a la operación después todo fue excepcional.

El lunes 22 de octubre fue el día más importante de mi vida ya que me realizaron una operación  que  duró  9 horas, 3 más de las previstas ya que  mi exceso de peso y  las complicaciones propias de la operación alargo el proceso. Una vez finalizada con éxito la operación y quitado el tumor y sus ganglios fue el momento de estar en la UCI y 5 días son  los que tuve que  estar debido a que mis intestinos estaban  paralizados, allí  durante todo momento  los equipos mostraron toda la atención y preocupación de mi enfermedad y la evolución fue muy positiva hasta que pude  subir a planta y mi querida habitación 107  por la que habéis conocidos algunos por las redes sociales y otros porque me habéis visitado. Diferentes equipos  con una jornada intensiva de 12 horas  mostraban una profesionalidad que no cesaba en ningún  instante y coordinarse era sin duda un trabajo en equipo  excepcional. La Doctora Zaragoza me informaba de mi evolución y  aunque tenía que ser prudente siempre tenía una actitud positiva que generaba vida y esperanza en la evolución  de mi enfermedad. También el doctor Minguez el cual  junto  a su equipo  me operaron me visitaron  en diferentes ocasiones y dieron muestra de  tranquilidad para mi pronta recuperación. Además Loles, Mónica, Eduardo y todos los enfermeros y equipos mostraron una gran paciencia y  sin duda que ello  contribuyó a mi mejoría.

A partir del  26 de Octubre , el doctor luna fue el encargada de controlar mi evolución y sin duda que su buena atención, actitud, generosidad y claridad me informaron sobre toda la evolución. Además hay que destacar la atención de enfermería donde Patricia, Julio, Arancha, Ana, Merche y otros  tantos profesionales hacían que mi estancia en la habitación  107 fuera  más llevadera. Las curas, la evolución y las visitas controladas hacían que mi enfermedad fuera llevada mejor. 2 curas diarias, controles continuos sobre dolor y toda una atención de 24 horas hacían que  mi estancia en el IVO fuera excepcional. La habitación 107 se convertía  en mi casa de salud en donde tenía todas las comodidades, atención y vistas a las calles excepcionales. Además mi actitud positiva hacian evolucionar la enfermedad y después tuve la atención de un equipo de terapeutas que  me marcaron las pautas para evolucionar y poder estar levantado. Día a día  mi evolución fue mejorando y  al final llegó la sorpresa y el día 2 de  noviembre  el doctor Luna me informaba que mi evolución era muy buena ya que los análisis de sangre informaban que  disponía de hemoglobina y que no había ninguna infección por lo que me proponía que  fuera a casa con una  atención hospitalaria personalizada.

El 3 de noviembre llegaba la primera atención hospitalaria con Ascen y sin duda que  su sensibilidad, generosidad, rapidez y efectividad y evolución de la enfermedad era excepcional. El IVO seguía mostrando toda su  profesionalidad fuera de su hospital y con una atención envidiable. El 5 de  noviembre recibía una atención hospitalaria fantástica de la mano de Ascen y en esta ocasión contaba con 2 personas que  le ayudaban, Adriana la cual  conocí en urgencias y Julia que comenzaba a aprender el oficio   y sin duda  que su  atención fue  exquisita y me sentí muy arropado  y bien curado.

Gracias IVO por vuestra amabilidad, profesionalidad y  generosidad.ivo3

Anuncios