Casado asegura que el 8 de octubre se vivió en Barcelona “otro espíritu de Ermua”

pablocasado1Señala que lo que pasó en 2017 en Cataluña fue similar a la “rebelión pacífica ciudadana de los constitucionalistas contra un nacionalismo que se tornó en violento y que acabó excluyendo y expulsando del País Vasco a miles de ciudadanos”

PUBLI104
anallezcano10publidefinitivapublimanoloMarzal

El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, ha señalado hoy que el 8 de octubre de 2017, cuando se celebró en Barcelona una concentración reclamando la unidad de España, se vivió en la Ciudad Condal “otro Espíritu de Ermua”, algo que debería empezar a denominarse “el Espíritu del 8 de octubre”.

En este sentido, el dirigente popular ha explicado que lo que se vivió durante la “concentración histórica, que devolvió la dignidad a Cataluña”. fue muy similar a la “rebelión pacífica ciudadana de los constitucionalistas contra un nacionalismo, que se tornó en violento y que acabó excluyendo y expulsando del País Vasco a centenares de miles de ciudadanos que no comulgaban con esas ruedas de molino y que no querían aceptar una desigualdad y una falta de libertad y, además, en ese caso, se pagaba con la propia integridad física”.

“En Cataluña, afortunadamente, no hay terrorismo, aunque algunos sacan pancartas reivindicando a Terra Lliure. No hay terrorismo, pero hay violencia, y hay confrontación en las calles. Y hay persecución de los que pensamos distinto por parte de un nacionalismo excluyente, que ya ha dejado de ser homologable a una democracia consolidada”, ha apostillado.

El presidente del PP ha señalado que, del mismo modo que “el Partido Popular Vasco fue la columna vertebral del PP durante mucho tiempo, porque simbolizaba la defensa de nuestros principios y de nuestros valores”, el PP de Cataluña “simboliza eso, sin pagar con la vida la defensa de esas ideas y valores, pero sí pagándolo a nivel familiar e incluso de seguridad personal”.

GARANTIZAR LA LIBERTAD EN CATALUÑA

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación antes de presidir la reunión de la Junta Directiva Regional del Partido Popular Catalán, el líder popular ha subrayado que su partido es la única fuerza que actualmente puede garantizar constitucional y legalmente la libertad de Cataluña, porque “es el partido que tiene mayoría en el Congreso y mayoría absoluta en el Senado para exigir que se aplique de forma inmediata el artículo 155 y para hacerlo con la extensión suficiente y con las competencias en las que otros no nos dejaron entrar”.

Junto a ello, Pablo Casado ha señalado que el PP “no va a tolerar que haya cárceles a medida de los golpistas, ni que haya régimen de visitas a la carta o una jornada de puertas abiertas en la cárcel donde están los golpistas, mientras el Parlamento estaba cerrado a cal y canto hasta la semana pasada y, ahora, están regateando cuándo se tiene que volver a abrir”.

“No podemos tolerar que haya medios de comunicación que entraran a ver a golpistas, igual que no se podía tolerar que lo hicieran con Tejero hace treinta años. Y no podemos tolerar que el Gobierno de España, a través de su delegada, diga que quiere que se indulte a los golpistas; que sus ministros quieran que estén en la calle o, incluso, a través del presidente del Gobierno que diga que lo que sucedió hace una semana es algo a lo que hay que responder con diálogo”, ha apostillado.

En este punto, Casado ha señalado que el PP apuesta por recuperar las instituciones y volver a ser el partido de referencia del constitucionalismo en Cataluña. Un hecho que pasa por recuperar Badalona, la tercera ciudad de Cataluña, en la que Xavier García Albiol se presentará como candidato.

“Llevamos diciendo que las elecciones municipales son esenciales, porque será muy difícil que el independentismo pueda sobrevivir si dos terceras partes de los catalanes tienen un alcalde constitucionalista. Eso puede pasar si recuperamos Badalona”, ha indicado.

PRESENTACIÓN DE UNA PNL EN MATERIA EDUCATIVA

Durante la rueda de prensa, Casado ha explicado, además, que el pasado viernes se presentó una Proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados para que las materias troncales en la educación sean una competencia estatal. En este sentido, ha recordado que la competencia educativa es estatal, tal y como consagra el Título VIII de la Constitución Española, que solo permite transferir su administración.

En base a esa PNL, el presidente del PP ha reclamado que se blinden esas competencias educativas, así como la libertad de elección, la selección de profesorado a nivel estatal, el bilingüismo y la evaluación pública de conocimientos.

LIDERAR EL CENTRO-DERECHA

Preguntado por el acto celebrado ayer en Madrid por Vox, el líder popular ha señalado que su partido quiere liderar el centro-derecha en España y que es importante optimizar esfuerzos, dado que “si el PP es la fuerza hegemónica del centro-derecha o lo que aglutina todo lo que está a la derecha del PSOE, conseguiremos tener mayoría suficiente de Gobierno para echar a Pedro Sánchez cuanto antes”.

Tras advertir que “unos pocos votos” pueden hacer perder escaños al PP para gobernar, Casado ha señalado que “nosotros no tenemos que movernos de sitio, sino ampliar nuestro espectro electoral, porque la grandeza de un partido es lograr la transversalidad”.

ELECCIONES ANDALUZAS

Por último, sobre la convocatoria de elecciones por parte de la presidenta andaluza, Susana Díaz, el dirigente popular ha señalado que, si los comicios se celebran finalmente el 2 de diciembre, “el PP está preparado y perfectamente listo para afrontar unas elecciones en las que esperamos obtener un magnífico resultado”

“Después de cuarenta años de socialismo, ya es hora de que se cambie un gobierno por pura alternancia, saneamiento democrático y, sobre todo, por lo que está pasando en Andalucía”, ha señalado Casado en alusión a las últimas  informaciones relativas al gasto de las tarjetas de la Junta de Andalucía. Un asunto este último, ha subrayado, sobre el que no ha dicho nada ni el PSOE ni Ciudadanos, “el partido que le ha sustentado en el Gobierno”.

“Si los andaluces quieren una alternancia en el Gobierno de la Junta para recuperar la dignidad, la honestidad, para pasar página al caso de los ERE, de los cursos de formación, de las tarjetas en cocaína y en prostíbulos, para pasar página de los peores datos de paro, de deuda y de déficit a nivel nacional, lo mejor es que, después de cuarenta años, haya un Gobierno de otro partido político”, ha concluido.

Anuncios