Concejalia de CULTURA de Valencia RESTAURA EL RETABLO DEL GREMI DE BLANQUERS DEL AÑO 1600, SITO EN EL MUSEU DE LA CIUTAT.

IMAGEN_1_061821La restauración forma parte de un plan de restauraciones que alcanza varias obras de diferentes museos municipales.

publirabinoleoback

publi100

El Museu de la Ciutat iniciará en septiembre una serie de intervenciones de consolidación y limpieza de algunas de sus obras artísticas. Entre ellas, destaca especialmente el Retablo del Gremi dels Blanquers, por su carácter artístico e histórico-documental. Se trata de un óleo sobre tabla que data del año 1600, cuya autoría está aún hoy en estudio.

El retablo, que consta de tabla central y predela, procede de la desaparecida capilla del Gremi dels Blanquers o assaonadors, uno de los gremios más relevantes de la ciudad. La casa gremial estuvo situada en el número 22 de la calle Muro de Serranos, junto al río, para aprovechar el agua tan necesaria para su industria. Y consta en escritura del año 1401 y en los libros de Ratlla Real de 1533.

La obra fue donada al Ayuntamiento de València en el año 1936 con motivo de la ruina sufrida por esta capilla a consecuencia de un bombardeo. Narra la gesta llevada a cabo por el gremio en 1394 para rescatar la custodia que había sido sustraída de la villa de Torreblanca por los musulmanes de Tredeliz. De los personajes representados, todos ellos vinculados a la Santísima Cruz, destaca la presencia de Santa Elena y la de su hijo, el emperador Constantino.

Actualmente, la pintura se exhibe en una de las salas de la planta noble del Palacio del Marqués de Campo, sede del Museu de la Ciutat. La restauración prevista abordará el proceso de consolidación, reintegración y limpieza de la tabla. Los trabajos tendrán un coste aproximado de 19.000 euros y se prolongarán a lo largo de tres o cuatro meses.

«HUERTA DE ROCAFORT», DE PEPPINO BENLLIURE

Esta intervención se realizará de forma paralela a otra que la Concejalía de Cultura iniciará también en septiembre en la antigua vivienda familiar de los Benlliure. En este caso, destaca el cuadro de Peppino Benlliure «Huerta de Rocafort», una pieza realizada alrededor de 1904 que está seccionada en su parte inferior.

La pintura refleja una amplia panorámica de la huerta vista desde la localidad valenciana de Rocafort, en la que Benlliure solían pasar la época estival. «Al parecer, el pintor quedó muy satisfecho con el trabajo efectuado, puesto que este cuadro fue una de las tres obras que seleccionó para concurrir a la Exposición Nacional de Bellas artes de ese año», ha explicado la concejala de Cultura, Glòria Tello.

En este museo también se realizarán trabajos que incluyen la intervención en cinco paneles cerámicos realizados por José Mateu para la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929: Personajes de la procesión del Corpus-Moisés; Huerta valenciana; Personajes de la procesión del Corpus-La Moma; así como dos paneles con alegorías y escudos de ciudades valencianas. Estas piezas se encuentran actualmente en el jardín de la Casa-Museo, un espacio que cuenta con varias muestras de cerámica valenciana de los siglos XVI al XX.

Según ha explicado la regidora Tello, el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas «han afectado gravemente a la conservación de estos paneles, y su estado es muy delicado. Las faltas graves de adherencia, las grietas y la abundancia de sales ponen en peligro su propia existencia y evidencian la necesidad urgente de su restauración».

En septiembre, la Concejalía iniciará un amplio plan de restauraciones que alcanzará varias obras de diferentes museos de la ciudad. «Es una forma más de dignificar nuestro patrimonio y de darlo a conocer. Para nosotros es importante no sólo apostar por nuevos espacios culturales sino también mantener y dignificar los existentes», ha concluido Tello.

Anuncios