Casado anuncia que Adolfo Suárez Illana presidirá la nueva Fundación Concordia y Libertad

whatsapp_image_2018-09-02_at_14.05.58

Avanza que el PP propondrá en las Cortes una Ley de Concordia, que reivindique la Transición constitucional

publirabinoleoback

publi100

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha anunciado  que Adolfo Suárez Illana presidirá la nueva fundación del PP, que se llamará Fundación Concordia y Libertad, porque “la concordia es el mejor homenaje que podemos hacer a nuestro presidente fundacional de la Transición y el mejor tributo que podemos brindar para el mejor futuro de nuestros hijos”.

Junto a ello, ha anunciado que el partido propondrá en las Cortes una Ley de Concordia, “que reivindique la Transición constitucional y que derogue, de facto, la sectaria reescritura de la historia que arroja palabras de rencor sobre la sociedad española”.

Durante el acto de inicio de curso político del PP celebrado en Ávila, el líder popular ha señalado que “concordia es la palabra más importante de esta nueva etapa política, una nueva actitud para un tiempo distinto, en el que, entre todos, tendremos que sacar a nuestro país de la vía muerta en  la que algunos pretenden aparcarlo”.

“Un país tan complejo y tan rico como España no puede renunciar a cultivar la concordia como el suelo común en el que descansen sus acuerdos y sus desacuerdos. Si lo hiciera, nos condenaríamos a la fractura, al conflicto y al empobrecimiento”, ha añadido.

En este punto, el líder popular ha explicado que “concordia es poner nuestras diferencias a la altura de los tiempos; gestionar las discrepancias de manera constructiva y enriquecedora, no de manera destructiva y empobrecedora; y hacer compatible las legítimas preferencias de cada una con la legítima aspiración de todos de vivir en una sociedad de bienestar viable, de economía pujante”.

“Concordia –ha añadido- es entender que la Ley es el precio de la libertad y que la libertad es el premio de la Ley; significa que podemos permitirnos tanta diferencia territorial como sea compatible con la igualdad de derechos, pero no más; es que si aceptáramos someter el progreso y el bienestar de la sociedad a las fracturas identitarias estaríamos traspasando la línea que separa el legítimo debate político del sectarismo y del fanatismo”.

REAFIRMACIÓN DEL PACTO CONSTITUYENTE

El presidente del PP ha señalado la Carta Magna “nos ha dado los mejores años de nuestra historia”, así como “una España unida, pero plural, cohesionada, pero descentralizada, una España fuerte, que va a defender la igualdad de todos, vivan donde vivan”.

Así, ante el “intento de producir un desfalco de soberanía contra el pueblo español”, ha subrayado, “el acuerdo de todos los españoles solo se cambiará por el acuerdo de todos los españoles”. Por ello, el PP reiterará que “la Constitución es camino para quien la respeta pero muralla para quien la amenaza” y que la respuesta de su formación al intento de quebrar el acuerdo constitucional va a ser la reafirmación del pacto constituyente.

“Tenemos que ser el vínculo entre territorios, entre generaciones, entre acentos. Recordar que España no es sólo un hecho histórico; es también, y sobre todo, un hecho moral. Esa es nuestra oferta política de fondo para los españoles ante las amenazas de ruptura. Volver al pacto, fortalecerlo, asegurarlo en beneficio de todos y para muchos años, hacernos defensores –en solitario, si fuera necesario- del espíritu de concordia que nos devolvió la libertad y el progreso como sociedad democrática europea”, ha apostillado.

MALA GESTIÓN ECONÓMICA

Durante su intervención, el líder del PP ha subrayado que, en apenas unas semanas, Pedro Sánchez ha demostrado que “su hoja de ruta era el peor escenario que dejó Zapatero en 2011, los mimos errores que aprovechan los mismos, secesionistas y populistas, las mismas alarmas que anticipan una mala gestión económica, que acabará generando deuda, déficit, paro y ausencia de oportunidades”.

Junto a ello, el presidente del PP ha indicado que “España no tiene un problema con su sistema político, sino con su izquierda, prestándose a fortalecer a quienes quieren romperla, los independentistas y los herederos de Batasuna y ETA”.

En este punto, ha recordado que hace dos años PP y PSOE disponían de una amplia mayoría para “abrazar el mejor futuro para España”, pero “prefirieron echarse en manos del radicalismo y secesionismo”.

“Si hacer con la economía lo que diga Podemos es un error, lo que no debería serlo es desamparar a nuestros jueces o transigir con los que pretenden destruir nuestro sistema de libertades”, ha concluido.

Anuncios