La sede del PSPV sufre actos vandalicos con pegatinas contra la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco

  • El secretario de Organización condena el acto vandálico que ha sufrido esta noche la sede del PSPV-PSOE de la calle Blanqueries
  • Muñoz señala que “ningún ataque o insulto impedirá que hagamos cumplir la Ley de Memoria Histórica, pese a quien le pese”

 

publirabinoleoback

publi100

 

El PSPV-PSOE ha condenado los ataques recibidos esta noche a su sede de la calle Blanqueries al amanecer llena de pegatinas contra la exhumación de los restos del dictador Francisco Francodel Valle de los Caídos. “Cumplir con la Ley de Memoria Histórica y buscar cerrar la etapa negra del franquismo no puede significar recibir ataques e insultos en nuestra sede”, ha denunciado el secretario de Organización,José Muñoz.

“Esta noche nuestra sede ha sido atacada por fascistas; ninguna coacción ni amenaza evitará que sigamos luchando por la reparación de la memoria de nuestro país”, ha expresado Muñoz. Así, ha indicado que “ningún ataque o insulto impedirá que hagamos cumplir la Ley de Memoria Histórica, pese a quien le pese”. De hecho, para Muñoz, el acto vandálico muestra la necesidad de acabar con actitudes que van en contra de la democracia y la libertad política e ideológica.

“Es una muy mala noticia para la democracia que haya grupos de personas que se dediquen a ir señalando las paredes de los partidos elegidos por la ciudadanía cuando una medida política no les gusta”, ha expresado Muñoz. Para el secretario de Organización, es “muy grave” que todavía haya quienes sigan reivindicando la figura de un dictador y que encima lo hagan atacando a los partidos que cumplen la ley.

“Parece que algunos sienten nostalgia de los tiempos en los que se perseguía al que pensaba diferente”, ha aseverado el dirigente socialista al tiempo que ha reclamado “pasar página de una época oscura y maldita para España, la Comunitat y su ciudadanía” y que un buen paso para ello es “dejar que el Valle de los Caídos siga siendo un mausoleo para un dictador”. “Vivir en democracia es debatir, disentir y cumplir la ley, pero no con amenazas ni insultos ni señalando las sedes con nocturnidad cuando no se está de acuerdo”, ha sentenciado

Anuncios