Casado apuesta por un Plan Marshall en África para impulsar la cooperación con los países de origen

pablocasado1

pablocasado1pablocasado1

Señala que la política de inmigración no admite demagogias ni buenismos. Aboga por respaldar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la defensa de las fronteras

publirabinoleoback

publi100

El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, ha apostado hoy por un Plan Marshall en África, que impulsaría la cooperación con los países en origen, mejorando la calidad de vida de sus habitantes, “algo que los Gobiernos del PP llevan desarrollando desde hace décadas” y que evitaría que miles de personas se jueguen la vida para llegar a nuestras costas.   “Queremos que esta gente tenga futuro en sus propios países, que no arriesguen sus vidas en ataúdes flotantes para vivir mejor, si pueden hacerlo en su propio país”.

Durante una visita a Algeciras, el líder del Partido Popular ha abogado por promover una cooperación eficaz, abriendo África al comercio mundial y que progrese por sus propios medios. “Tienen capacidad, recursos de todo tipo, ayudémosles a progresar. No puede ser que Occidente se ocupe sólo del 0,7%”, ha apuntado.

El presidente del PP ha señalado que la política de inmigración no admite demagogias ni buenismos, sino que se tiene que abordar en una doble perspectiva. La primera, de respaldo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la defensa de las fronteras. Y la segunda, ha añadido, de cooperación en origen, para que “las personas que son extorsionadas y esclavizadas por las mafias de trata de personas no se vean abocadas a una muerte segura en una travesía tan arriesgada”.

En este punto, Casado ha subrayado que la cooperación que se llevó a cabo en la pasada legislatura con Senegal, Mauritania y Marruecos para controlar los flujos de la inmigración, formar y dar oportunidades a los migrantes y cooperar con las autoridades, entre otras medidas, “es más eficaz que ir a hacerse una foto en Valencia el mismo día que en Algeciras y en Almería estaban llegando más inmigrantes que en un barco como el Aquarius”.

“El monopolio de los buenos sentimientos no lo tiene la izquierda. A mí también me desgarra hablar con estos inmigrantes, saber lo que les ha pasado, saber lo que están sufriendo y, sobre todo, que todavía les quedan semanas y meses muy duros o en España o en el resto de Europa. Yo también soy persona y a mí también me resulta dramático que en África haya tanta pobreza y que en Europa haya gobiernos que no hayan sido sensibles a ello”, ha destacado el líder del PP, quien ha advertido que “de nada sirve ni populismos, ni buenismos ni demagogias” y de que “una política de inmigración distinta es posible”.

El líder popular ha criticado la actuación del Ejecutivo de Pedro Sánchez en este asunto, porque “no se va a resolver esta situación diciendo que puede haber papeles para todos, que el estado del bienestar en España es ilimitado o que la ruta de la inmigración ilegal por España es mucho más fácil que por otros países europeos”.

Por todo ello, ha exigido al Gobierno “responsabilidad sin demagogias, cooperación y solidaridad en los países de origen, pero también coordinación con el resto de países europeos y apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado que están haciendo una labor excepciona”.

 

Anuncios