Devotos del beato valenciano Gaspar Bono celebran su fiesta este fin de semana en Valencia

beatogaspar
Desde Alaquás, Corbera y L´Alcudia participarán en una misa y una procesión desde su casa natalicia

publi100Devotos del beato valenciano Gaspar Bono (1530-1604) conmemorarán este domingo su festividad con la celebración de una misa solemne, el traslado de su imagen desde su casa natalicia y una procesión.

La imagen del beato será trasladada el domingo a las 10 horas desde su casa natalicia, ubicada en la calle Cañete, 17, de Valencia, en donde se venera a lo largo del año, hasta la parroquia de Nuestra Señora del Puig, en la que se realizarán toques manuales de campanas, a cargo de las asociación “Mestres Campaners”.

A continuación la parroquia acogerá una misa solemne a las 11 horas a la que está previsto que asistan devotos de L´Alcudia, Corbera y Alaquás. Posteriormente, se ofrecerán bailes típicos a cargo del “Coro Grup de Danses Santa Bárbara”.

A las 13.30 horas tendrá lugar una mascletá a cargo de la pirotecnia valenciana de Llanera de Ranes, según fuentes de la Asociación El Clau, que organiza las fiestas en honor al beato.

Por la tarde, a las 20.30 horas, los devotos del beato participarán en una procesión con su imagen por las calles cercanas al templo hasta trasladarla de nuevo a su casa natalicia.

Igualmente, durante las noches del viernes y sábado se realizará a las 22:30 horas el “Cant Valencià”, en la casa natalicia y en la calle Cañete. El sábado, a las 20 horas, tendrá lugar una “Cantà infantil” para los devotos más pequeños.

Por otra parte, el próximo 14 de julio, día del Beato Gaspar Bono, miembros de la asociación El Clau realizarán una ofrenda al beato en la calle que tiene dedicada en Valencia, junto al Jardín Botánico. A las 19.30 horas se celebrará una eucaristía en la iglesia de San Miguel y San Sebastián, antiguo convento de la orden de los Mínimos, a la que perteneció el beato. Durante la eucaristía intervendrá la coral “Silos” de Burjassot.

Gaspar Bono nació en Valencia en 1530. Después de servir diez años como soldado en la milicia imperial de Carlos I ingresó en la orden de los religiosos mínimos, fundada por San Francisco de Paula en 1435. Se dedicó desde entonces al apostolado, fue maestro de novicios y permaneció la mayor parte de su vida en el monasterio de San Sebastián en Valencia, aunque también estuvo en Alaquàs, Perpignan y Palma de Mallorca. Elegido provincial de la congregación, murió en Valencia en 1604.

La fama de santidad que había adquirido en su vida “se demostró también cuando en sus funerales se produjeron varias curaciones de enfermos instantáneas”. Fue beatificado por el papa Pío VI en 1786.

Anuncios