Sánchez anuncia que la cumbre sobre interconexiones energéticas se celebrará el 27 de julio en Lisboa

lisboa1publi100El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha subrayado en Lisboa las coincidencias entre los ejecutivos de España y Portugal en cuanto a políticas progresistas, modernizadoras y europeístas. La recuperación de derechos y la regeneración democrática, ha añadido, son otros elementos esenciales de la hoja de ruta del Gobierno.

En la comparecencia conjunta que han ofrecido tras reunirse en Lisboa, Pedro Sánchez y el primer ministro de Portugal, António Costa, han abogado por seguir avanzando hacia una europea más fuerte y unida, capaz de enfrentarse a desafíos globales como las migraciones, las crisis económicas y el cambio climático.

El presidente del Gobierno ha incluido entre esos retos comunes las interconexiones energéticas y ha anunciado que el 27 de julio se celebrará en Lisboa una cumbre en la que participarán España, Portugal, Francia y la Comisión Europea. Una cita, ha señalado, que tiene impacto europeo y, además, “va en el interés común de ambos países”.

Sánchez ha enmarcado su entrevista con Costa en su primera gira europea como presidente -que ya le ha llevado a París y Berlín– y ha señalado la importancia de lanzar “un mensaje de compromiso ibérico con un país hermano y un Gobierno hermano”.

El presidente ha elogiado, además, la capacidad de diálogo y de negociación de Costa y el contenido de su acción política: “Está liderando un proyecto progresista modernizador y europeísta, y eso es lo que queremos para España”.

Un proyecto, ha agregado, que incluye la lucha contra la precariedad laboral y el aumento de los sueldos, en la línea del acuerdo que los agentes sociales van a firmar la próxima semana en España “para iniciar una senda de crecimiento salarial y, en consecuencia, de redistribución de la riqueza”.

El jefe del Ejecutivo también ha remarcado las coincidencias entre España y Portugal en ámbitos como la cooperación con África y el futuro de la Unión Económica y Monetaria: no solo hay que culminar la unión bancaria, sino que además debe construirse “un pilar fiscal que nos permita hacer frente a crisis asimétricas, de determinados países que formen parte de la unión monetaria”.

La próxima cumbre bilateral, ha avanzado Sánchez, se celebrará en España durante el segundo semestre del año

Anuncios