VALÈNCIA PRESENTA SU CANDIDATURA AL WEB SUMMIT 2019.

websummit

El alcalde destaca las posibilidades de València ante un certamen tecnológico de alcance mundial centrado en la innovación social y sostenible

publi

La presentación de la candidatura para organizar uno de los eventos tecnológicos más importantes del mundo ha sido realizado conjuntamente por el alcalde de València, Joan Ribó, y el president de la Generalitat, Ximo Puig que, tras reunirse en la Alcaldía, han comparecido conjuntamente en el Salón de Cristal acompañados por los portavoces de todos los grupos políticos representados en el Ayuntamiento. Así, han anunciado que València trabaja ya para acoger «un acontecimiento de repercusión mundial en el que la tecnología es abordada de forma transversal y que tiene que ver con las finanzas y el emprendimiento, pero también con la sostenibilidad, la movilidad, la salud o el deporte. El Web Summit deja Lisboa este año y nuestro objetivo es que en noviembre de 2019 la capital escogida sea València», ha explicado Joan Ribó.

Galería de imágenes

El alcalde Joan Ribó ha explicado que el Web Summit, «ha crecido de forma exponencial, y para la próxima edición, el próximo mes de noviembre, se espera que la cifra de delegados alcance los 70.000, el 70% procedentes de Europa y el 30% restante de América y Asia, y la de ponentes llegue a 1.500», en su mayor parte directivos y ejecutivos de empresas tecnológicas entre los que estarán el fundador de Twitter, el presidente de Samsung, el presidente de EBay, el director general de Nestlé; los comisarios europeos de Competencia, Margrethe Vestager, y Ciencia, Investigación e Innovación, Carlos Moedas, así como la directora del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Peggy Hicks, como ha destacado especialmente el alcalde.

Tanto desde el Ayuntamiento de València como desde la Generalitat se considera que la celebración del Web Summit supondría grandes beneficios para la ciudad, para la Comunitat Valenciana y para el propio certamen tecnológico. «Como todos sabéis la Generalitat y el Ayuntamiento de València estamos apostando por un cambio del modelo económico, y queremos convertirnos en una referencia en la transformación tecnológica, el emprendimiento y la economía del conocimiento».

Ximo Puig y Joan Ribó ha resaltado que sus respectivos equipos de gobierno, el Govern de la Nau y el del Botànic, comparten los valores del Web Summit, que busca el diálogo entre los actores políticos y las corporaciones tecnológicas para encontrar una sociedad más igualitaria y convivir en un entorno más sostenible. «Nos interesa mucho el desarrollo tecnológico conectado con el componente social y el de sostenibilidad», ha asegurado Ribó.

Igualmente desde ambas instituciones se considera que el Web Summit sería un acontecimiento estratégico para València y para la Comunitat Valenciana «no solo por la atracción de actividad económica y de público durante toda su duración, sino que nos posicionaría como un referente de la tecnología en todo el mundo».

La candidatura de València se empezó a fraguar a partir del pasado mes de febrero, con los primeros contactos entre la Alcaldía y el director operativo del Web Summit, «mantuve una primera reunión con él –ha explicado Ribó- y le invité a las Fallas. Poco después visitó la ciudad, y ya en el mes de marzo regresó a València, donde además de disfrutar de una mascletà celebró reuniones con el president Puig. Durante los últimos meses se han intensificado los intercambios y son varios los directivos del Web Summit que han visitado la ciudad y contactado con diferentes empresas».

La candidatura de València, que cuenta con el apoyo de todos los grupos municipales representados en el Ayuntamiento de València, presenta como puntos fuertes la plataforma municipal de Smart City, la seguridad, el clima, la calidad de vida, el ecosistema de emprendimiento, los 3.500 ingenieros titulados cada año que salen de las universidades valencianas, la huerta de València, el parque natural de la Devesa-Albufera o las actuales políticas de sostenibilidad.

Ribó ha resaltado que València ha demostrado sobradamente su capacidad organizativa y su condición de ciudad acogedora con las fallas, las grandes citas deportivas o las diferentes ferias internacionales que ha acogido. «Ahora se trata de utilizar esa capacidad para conseguir un acontecimiento distinto que por sus características ayudará a la transformación productiva de la ciudad, donde la innovación y la inclusión van de la mano».

La duración del Web Summit es de cuatro días, de lunes a jueves, aunque alrededor de esta gran cita tecnológica se realizan numerosos acontecimientos satélites que se prolongan durante prácticamente toda la semana. El espacio principal de celebración sería Fira València, que cumple todas las exigencias para acogerlo. «Este acontecimiento servirá para relanzar internacionalmente nuestra Fira, que ya acoge eventos tan importantes como Cevisama o Fira Hàbitat». Además, València ofrece espacios como la Marina, el Palau de Congressos, la Ciutat de les Arts i les Ciències, el Palau de la Música, la Llotja, o los mercados, entre otros. «En total más de 50 espacios de alta calidad que van desde nuestros edificios históricos hasta los más vanguardistas».

Ribó ha subrayado que «es un evento único en el mundo centrado en la tecnología y en la transformación del modelo productivo cuyo impacto no se reduce al gasto turístico durante su celebración, sino que tiene un efecto importante a largo plazo en el modelo productivo». Ribó ha dicho que, independientemente del resultado final que se sabrá en Lisboa el próximo mes de noviembre, «València está preparada y está muy ilusionada por la posibilidad de organizar el Web Summit».

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado en su intervención «la alianza efectiva y la cooperación entre la Generalitat y el Ayuntamiento. El Cap i Casal es evidente que tiene una transcendencia enorme en el nuevo paradigma de la Comunitat Valenciana». Puig ha añadido que «la propuesta que presentamos tiene que ver con ese aterrizaje de la modernidad en nuestra ciudad y en nuestra Comunidad».

Ribó ha señaldo igualmente de que el ministerio de Hacienda se ha comprometido en declarar el Web Summit como un acontecimiento de especial interés, «con los beneficios fiscales que supondrá para las empresas que lo patrocinen».

En cuanto al alojamiento de los delegados y delegadas, la oferta de la ciudad alcanzaría las 50.000 plazas, «ya que a los alojamientos de València se sumaría la posibilidad ampliar el número de plazas en 3.500 camas con el arrendamiento de varios cruceros amarrados en la Marina y el Puerto, más plazas hoteleras en el área metropolitana, y con otras 6.000 plazas hoteleras en Gandía, al disponer de una conexión ferroviaria con València que se vería incrementada y ampliada con un servicio lanzadera de autobús con Fira València y, durante la noche, también con las zonas de ocio».
La movilidad es otro factor importante de la candidatura de València, «y uno de sus puntos clave es asegurar que todos los delegados del Web Summit se desplacen en transporte público. Para ello se pondrán en funcionamiento servicios especiales de las actuales líneas de metro, tranvía y autobús que llegan a Fira València, además de un servicio entre la Marina, Ciutat de les Arts i les Ciències, Palau de Congressos y Fira València, y otro servicio lanzadera específico entre el aeropuerto y Fira València.
En el momento de presentar la candidatura, el Ayuntamiento de València y la Generalitat se han comprometido a poner 2’5 millones de euros cada uno. «La Administración General del Estado todavía no se ha comprometido a aportar una cantidad, pero si València es elegida esperamos que aporte la misma que en acontecimientos similares celebrados en otras ciudades». Por otro lado, tal y como ha contado Joan Ribó, la Asociación Valenciana de Empresarios se ha comprometido a trabajar para conseguir también aportaciones económicas ».

Anuncios