Rajoy: “No hay alternativa, lo único que se puede, y se debe hacer, es acudir a la ley, precisamente para hacer cumplir la ley”

rajoy1

Durante su intervención ante el Senado, en la sesión convocada para votar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado que “para sosegar el desafío” no se puede “reconocer la existencia de categorías desiguales entre los ciudadanos”. También ha añadido que se pone en marcha este mecanismo “para impedir que se abuse de Cataluña” y “para consolidar su autonomía”.

PUBLIGUSTAVOMARINARO2

publilina10

publi

PUBLIGUSTAVOMARINARO1

 

publieugeniaipuertesndumentaria12

El presidente del Gobierno ha solicitado al Senado la aprobación de las medidas que el Consejo de Ministros “presentó ante la opinión pública” el pasado sábado y con las que pondrá en marcha la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española. Rajoy ha reconocido que es “una decisión excepcional” que se adopta “porque la situación también lo es” y “con consecuencias muy graves para muchísimas personas”.

Rajoy ha recordado lo ocurrido en los últimos meses en Cataluña, como la pretensión de “ignorar las leyes, entre otras, la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña”. Además, “se ha aprobado una nueva legalidad sin competencia alguna para hacerlo” y “se ha privado a los miembros de la oposición de su derecho a ejercer como tales”. Al respecto, ha calificado como “la mayor burla a la democracia” lo ocurrido los días 6 y 7 de septiembre en el Parlamento de Cataluña.

Ruptura de la ley y de la convivencia

El jefe del Ejecutivo ha destacado que el Tribunal Constitucional ha ido anulando todas las decisiones adoptadas por las instituciones catalanas, pero se le ha “ignorado”. También ha apuntado que “se afirma que el pueblo de Cataluña ha decidido libremente su independencia”, aunque  “se ha celebrado un referéndum ilegal, sin ninguna garantía democrática”.

En definitiva, ha señalado Rajoy, “estamos ante una violación palmaria y evidente de las leyes y, por tanto, de la democracia y de los derechos de todos”. “Cuando la ley se rompe, se rompe la convivencia y ya no se garantizan nuestros derechos y se impone el más fuerte, y las minorías dejan de contar y la democracia disminuye y se resiente”.

Mariano Rajoy se ha referido también a las consecuencias económicas, “muy graves”, que tiene “prescindir de la ley”. Según ha dicho, las entidades financieras y las empresas se van, los depositantes dudan, la inversión se resiente y “el crecimiento económico y el empleo empiezan a evolucionar a la baja”.

Asimismo, Mariano Rajoy ha dicho que, de consumarse las pretensiones soberanistas, Cataluña saldría de la Unión Europea y de sus instituciones porque este proceso “va contra los principios y valores que son el fundamento de Europa”, un proceso en el que, ha apuntado, no ve “nada bueno”, si bien “ha servido para desenmascarar las mentiras y a quienes las han puesto en circulación”.

El artículo 155

Con respecto a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el presidente del Gobierno ha asegurado que “no hay alternativa” y que “lo único que se puede y, además, se debe hacer en una situación como esta, es acudir a la ley, precisamente para hacer cumplir la ley”. Ha explicado que es un “mecanismo legal, democrático” y “aprobado por los españoles”.

Tras destacar que “este procedimiento se inicia cargado de razones”, Rajoy ha agregado que “las medidas excepcionales solo deben adoptarse cuando no hay otro remedio posible para corregir una situación también excepcional y contraria a los intereses generales”. Se pretende “restaurar la ley, la democracia y la estabilidad en una comunidad autónoma, cuyos dirigentes han desterrado la Constitución, maltratado la convivencia, planteado un abierto desafío a la unidad territorial y fomentado una grave incertidumbre económica”.

El presidente del Gobierno ha recordado que se le envió al presidente Puigdemont un requerimiento, con dos plazos, para que aclarase si había declarado la independencia o no. El Gobierno se ha visto obligado a continuar con el proceso cuando el presidente de la Generalitat no contestó: “Fue él quien eligió que el proceso que establece el artículo 155 de la Constitución continuara adelante. Él y solo él”.

Objetivos y medidas

Mariano Rajoy ha explicado que son cuatro los objetivos que se buscan con la aplicación del artículo 155: volver a la legalidad, recuperar la confianza, mantener los altos niveles de crecimiento económico y creación de empleo de los últimos tiempos -“seriamente perjudicados”- y celebrar elecciones “en una situación de normalidad institucional”.

El presidente del Gobierno también se ha referido a las medidas que se van a poner en marcha si el Senado las aprueba. Según ha explicado, “la facultad de disolver el Parlamento de Cataluña pasará al presidente del Gobierno de España, que debe convocar elecciones en un plazo máximo de seis meses”. No obstante, ha aclarado que su “voluntad es celebrarlas lo más pronto posible”.

También se pide que “se autorice al Gobierno” a cesar al presidente de la Generalitat de Cataluña, al vicepresidente y a los consejeros “que integran el Consejo de Gobierno”. Ha añadido que “el ejercicio de dichas funciones corresponderá a los órganos o autoridades que a tal efecto cree o designe el Gobierno de la Nación”. En cualquier caso, “el Parlamento de Cataluña ejercerá la función representativa que tiene encomendada”, si bien ni podrá proponer un candidato a la Presidencia de la Generalitat ni celebrar un debate de investidura.

Diálogo

Mariano Rajoy ha asegurado que, en España, “hace muchos años” que se practica el diálogo “en todos los ámbitos de la vida”. Sin embargo, ha explicado que, en esta ocasión, no ha sido así. “La única negociación a la que se me invitó a mí en mi condición de presidente del Gobierno fue sobre los términos y los plazos de la independencia de Cataluña”, ha asegurado, y eso es algo a lo que no podía acceder.

Además, el jefe del Ejecutivo ha recordado que Carles Puigdemont rechazó asistir a la Conferencia de Presidentes, a participar en las negociaciones sobre la financiación autonómica y a acudir tanto al Congreso como al Senado cuando se le ofreció.

Consolidar la autonomía de Cataluña

El presidente del Gobierno ha subrayado que la aplicación del artículo 155 no se hace “contra Cataluña, sino para impedir que se abuse de Cataluña”. No se pretende suspender su autonomía, sino “consolidarla”. Tampoco se quiere “recortar libertades y derechos, sino protegerlos poniendo coto a la ilegalidad”.

Según ha dicho Rajoy, “lo que amenaza hoy a Cataluña no es el artículo 155, sino la actitud del Gobierno de la Generalitat”, por lo que “de lo que hay que salvar a Cataluña no es de la aplicación de un artículo constitucional, sino de los estragos que están causando las conductas anticonstitucionales”.

Por último, el presidente Rajoy, tras asegurar que estamos “ante un desafío de dimensiones inéditas en nuestra historia reciente”, ha destacado que “afecta a España entera, a sus leyes, a sus principios y a sus reglas de convivencia”. La pregunta es -según ha formulado el presidente- si a cambio “de sosegar el desafío” debemos reconocer “la existencia de categorías desiguales entre los ciudadanos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s