MIRADAS, SUSURROS Y SECRETOS por Gustavo Marinaro….Descubriendo las piedras preciosas ….Primera Parte

Gustavo Marinaro

gustavo1

publicarmenasin33publicomidaselrubio17publidentalfinestratpublicarneslahacienda12publiifrutasselectaspuchades1publisaladuresperis6

 

Las piedras preciosas, formadas en las raíces de la tierra, con más de 5000 años de antigüedad, aportaron a las distintas culturas, el poder y la opulencia que cada una de ellas detentaron de acuerdo con sus principios políticos, litúrgicos y estéticos. Se les han atribuido virtudes de sanación y mágicas para convertirse con el correr del tiempo en elaboradas expresiones de poder, riqueza y belleza. En un principio, cuatro eran consideradas preciosas: el diamante, la esmeralda, el zafiro y el rubí. La demás, llamadas semipreciosas, recibieron la denominación de finas, en el período comprendido en las Ia. y IIa. Guerras Mundiales, ya que nobles familias deseaban incrementar sus joyeros sin disponer de mayores recursos económicos. Hasta este momento, el topacio, la amatista, la turquesa, el peridoto o el aguamarina, por citar algunas dentro de esta amplia variedad, eran consideradas de inferior categoría. Como frutos de la naturaleza cada cristal posee particulares virtudes, que en el momento de tallarlas se ponen de manifiesto: claridad, transparencia, pureza, rareza….Históricamente el valor de las piedras preciosas estuvo determinado por el descubrimientos de los yacimientos; siendo el diamante el protagonista. Las minas de Kollur, en el antiguo reino de Golconda, en la India, están consideradas como las mayores productoras y uno de los primeros centros diamantíferos del mundo, actualmente extintos. De acuerdo con cada período histórico, la ley de la oferta y la demanda se puso de manifiesto en conjunción con el deseo de un rey por poseer una determinada colección, o por el capricho de una reina, que sin quererlo impuso una moda. Jean Baptiste Tavernier (1605-1689) un aventurero francés, que inspirado en la fantasía de descubrir exóticos países llegó a la India, Bagdad y Malta, en otros tantos sitios. Hábil y especulador con el correr de los años -y los reiterados viajes- proveyó de piedras preciosas a nobles como el rey Luis XIV de Francia, al que le vendió el famoso diamante azul de Francia. El granate -considerado como una de las 12 piedras bíblicas- fue descubierto en torno al año 3100 aC. en Medio Oriente y Escandinavia y durante la Edad de Bronce poseyó un valor similar al actual de un diamante. Durante las Cruzadas las armaduras y los escudos llevaban incrustaciones de esta piedra que en la actualidad, por el exceso de producción es asequible. Algo similar sucedió con la amatista, que debe su nombre al término amethystos, cuyo significado es que impide la embriaguez. La piedra sobre la que Leonardo Da Vinci afirmó que afinaba la inteligencia, fue utilizada por los egipcios en sus joyas. Con el advenimiento del cristianismo representó la renuncia a los bienes materiales y la castidad, motivo por el que muchos miembros del clero la ostentan en una sortija. Cada piedra preciosa posee una identidad propia e irrepetible, razón por la que se convierte en única. Más allá de las virtudes expresadas anteriormente, la dureza es una característica que influye en cada una en el momento de ser tallada. En el año 1825 el gemólogo alemán Friedrich Mohs (1773-1839) estableció una escala, basada en el principio de que una sustancia dura puede rayar a una más blanda, sin ser posible lo contrario. En ella estableció una escala del 1 al 10, siendo el número 1 el talco y el más alto el diamante, que actualmente se utiliza. Las siguientes páginas aportan una breve información sobre las piedras preciosas más utilizadas y las distintas tallas, llegando así a una más profunda interpretación de porqué fueron concebidas.

 

gustavo2
(Broche de Van Cleef 6 Arpels)

El diamante, debe su nombre al término griego adamas (invencible). De acuerdo con diversos testimonios, ya era conocido en la lndia hace 3000 años. Es el mineral más duro (10 en la escala de Mohs), por su formación en condiciones extremas de presión y temperatura. Solo un diamante puede cortar a otro diamante. Con particulares características ópticas, al ser tallado su estructura cristalina emite un amplio espectro cromático. Generalmente incoloros, de acuerdo con la influencia recibida durante la formación pueden variar de tonalidad. El nitrógeno provoca un tono amarillo, que llega al marrón dependiendo de la intensidad.

El boro produce tintes azulados y azul-grisáceos, así como otras malformaciones conocidas como deformaciones plásticas que aportan raros colores como el verde, el naranja, el rosa y el rojo entre tantas variedades, que lo convierten en sumamente cotizados. Los diamantes negros, no son realmente negros, deben su tono a la suma excesiva de inclusiones oscuras y son muy escasos. Un ejemplo de ellos es el diamante El espíritu De Grisogono, considerado en su tipo el más grande del mundo con 312,24 quilates. Esta piedra preciosa, a la que se le han atribuido las virtudes de la pureza, la fuerza y la elocuencia, llegó a Europa desde los antiguos yacimientos indios por las rutas comerciales establecidas por los holandeses, los portugueses y posteriormente por los ingleses. Este país, que fue productor desde el Siglo IX Ac hasta mediados del Siglo XVIII Dc. hasta casi agotar sus fuentes, momento en el que se descubrieron minas

diamantíferas en Brasil hacia 1725 y los de Kimberley en África del Sur en 1866. Sierra Leona, Australia, Colombia, Venezuela, Namibia, México, Perú y Estados Unidos son también destacados productores. En el año 1939, la firma diamantera De Beers introdujo el criterio de las 4C : Cut (corte), Colour(color), Clarity (claridad) y Carat ( quilates ), con el fin de establecer un criterio único de valoración.

Corte, es el paso fundamental en el momento de tallar la piedra. De él dependerá el brillo que desprenderá y la refracción de la luz, paso sujeto al facetado, que se estudia de acuerdo con la particular forma y propiedad de la gema.

Color. Cuando se refiere a diamantes blancos, el término indica ausencia de color, sin vestigios de tonos amarillos o marrones y está determinada por letras D,E y F, para los de excepcional calidad. G,H,I,J, para aquellos que poseen un tono leve, K,L,M, cuando detentan un ligero color y N,O,P,Q para los colores claros, las demás letras corresponden a los diamantes de color, conocidos como fantasía.

Claridad. Paradójicamente este término es utilizado para determinar las imperfecciones de las piedras, llamadas “pinpoint” o “pluma”, que graduadas por la lupa del gemólogo, son expresadas en una combinación de números y letras.

Carats (del francés quilates). Es la unidad que se utiliza para determinar el peso del diamante. Deriva del método original de utilizar semillas de algarrobo (carob-tree).Un quilate equivale a 0,2 gramos, medida establecida en el año 1913 y utilizada internacionalmente.

El Instituto Gemológico de América (G.I.A.), creado en 1931, es la mayor autoridad en cuanto a clasificación de piedras preciosas y perlas. Asimismo lleva a cabo funciones culturales, de formación y de divulgación.

gustavo3

El diamante El espíritu de Grisogono, que recibe el nombre del joyero suizo, en bruto poseía 587 quilates y después de ser tallado tiene 312.24 quilates. Procedente de África, fue tallado en mogul -un tipo de talla utilizada antiguamente en la India- que por su simetría se ajusta a piedras preciosas de este tipo. Considerado como el diamante negro más grande del mundo, ocupa el quinto puesto con respecto a diamantes de otra categoría. Actualmente está engarzado en un anillo de platino con 702 brillantes que suman 36.69 quilates

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s