MIRADAS, SUSURROS Y SECRETOS (3) por Gustavo Marinaro…El collar de diamantes, una razón más para la Revolución Francesa.

Gustavo Marinaro

publina1javier1

publicidaddimei10publi

María Antonia de Habsburgo-Lorena (1755-1793) contrajo matrimonio en 1770 con el entonces Delfín de Francia que posteriormente reinaría bajo el nombre Luis XVI (1754-1793) Detestada por la corte francesa era llamada de manera despectiva “la austríaca”. Acusada de gastadora y promiscua de manera paulatina obtuvo el desprecio y la burla del pueblo. Luis de Rohan (1734-1803) príncipe de Rohan y Obispo de Estrasburgo, junto a Jeanne de Valois (1756-1791) condesa de la Motte dieron lugar al “Asunto del Collar”, involucrando a la reina sin ella saberlo fue un motivo más entre los tantos que desencadenaron la Revolución Francesa…..En el año 1772 Luis XV de Francia encargó a los joyeros parisinos Boehmer y Bassenge crearan el collar más imponente visto hasta el momento para su favorita Jeanne du Barry. La joya en cuestión estaba formada por 647 diamantes, muchos de ellos de gran tamaño y dispuestos a modo de festones, colgantes y borlas. A los joyeros les llevó más de dos años ubicar las piedras de una tonalidad y tamaño similares, en tanto el soberano murió de viruela y su amante desterrada de la corte por Luis XVI. Con la intención de venderlo los creadores lo ofrecieron a flamante rey quien, según afirmaron algunos lo ofreció a su mujer María Antonieta quien lo rechazó por haber sido creado para una cortesana. Otras versiones afirmaron que el rey cambió de opinión y lo devolvió. En 1781 nació Luis José, el Delfín de Francia ocasión más que justificada para ofrecer nuevamente el collar, que después de muchas gestiones desafortunadas fuera de Francia volvió a manos de los joyeros. En 1785 Jeanne de la Motte era amante del Cardenal de Rohan, quien había perdido la simpatía y los favores de la reina por diversas -y desafortunadas – afirmaciones que había hecho sobre ella y en especial sobre su madre María Teresa I, Emperatriz de Austria. La intrigante condesa hizo creer al clérigo que gozaba de la simpatía de la reina y que podría ayudarle a ganar nuevamente su confianza…. Convertida en “intermediaria” de la correspondencia que Rohan enviaba a María Antonieta, el vocabulario utilizado en las respuestas era cada vez más próximo y afable hasta estar sugestionado que la reina estaba enamorada de él. Encargó a su amante que organizara un encuentro nocturno para poder expresarle sus sentimientos; así fue y Nicole Leguay -una prostituta con un asombroso parecido a la soberana- acudió a los jardines de Versalles…. Con la real promesa de que el pasado estaba olvidado, la “intermediaria” llegó con una carta firmada “María Antonieta de Francia” en la que le sugería que hiciera de mediador con los joyeros para la compra del collar por no ponerse de manifiesto en un momento tan delicado y de revueltas como lo fueron los años previos a la Revolución. Así fue que el clérigo firmó la compra en cuotas en su nombre por 1.600.000 de libras de la época y entregó el collar a Jeanne de la Motte. En manos de su marido Nicolás la joya viajó a Londres donde fue desmontada para vender los diamantes por separado. Cuando llegó el momento de pagar y los fondos no eran suficientes los joyeros se presentaron ante la reina quien afirmó no saber nada del tema. Llegado el día de Asunción de María, Rohan debía oficiar la misa a la que asistirían los reyes y en su lugar fue llevado ante ellos, Luis XVI furioso por el asunto le increpó por el engaño y por desconocer que la realeza no usa los apellidos. Encarcelado en la Bastilla, en 1786 fue ajusticiado y posteriormente absuelto por el Parlamento de París para volver a Estrasburgo. Jeanne de la Motte fue encarcelada días más tarde, hecho que le permitió destruir cualquier prueba; azotada y marcada en los hombros con la V de Voleuse (ladrona) fue encarcelada con prostitutas para escapar vestida de hombre un año más tarde. El marido de esta última fue juzgado en ausencia y condenado a ser esclavo de galera. María Antonieta, a la que se le atribuyeron más pecados que virtudes fue condenada por la opinión pública incrementando el odio que había gestado por su comportamiento caprichoso e inestable; su triste final llegó bajo el filo de la guillotina.

gustavo1

El imponente collar creado por los joyeros Boehmer y Bassenge para el rey Luis XV.

Con un diseño de festones, borlas y colgantes estaba formado por 647 grandes brillantes.

(Réplica de un antiguo grabado que se encuentra en el Museo de Versalles)

gustavo2

La reina María Antonieta, era despreciada por la corte por su carácter caprichoso, por su inestabilidad emocional y por ser gastadora. Odiada por el pueblo fue presa del “Asunto del collar” entre otros que le llevaron a perder el poco respeto del que gozaba.

gustavo3

El Cardenal Rohan, presa de la estafa de la Condesa de la Motte.

gustavo4

La condesa de la Motte, amante del Cardenal Rohan y cerebro del “Asunto del collar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s