La mirada personal de Roberto Gómez Alabajos….DOBLE RASERO JUDICIAL ESPAÑOL

roberto

 

publilina2

publistyle4publicosascucas5

publistyle3

publi

Últimamente se está hablando mucho de la Justicia en nuestro país, en el sentido de que a la hora de imponer sentencias judiciales parece ser que la Justicia no es igual para todos los españoles. El pensar general de todos es que no se utiliza el mismo rasero para enjuiciar a un ciudadano de a pie o normal, o a un político o de la monarquía. A esta conclusión se llega al saber las sentencias de unos casos u otros y ahí se ve la gran diferencia y donde se llega a la conclusión de que TODOS NO SOMOS IGUALES ANTE LA JUSTICIA, por mucho que algún abogado defensor de alguna gran personalidad se empeñe en decir.

Si algún ciudadano comete un delito y es detenido por la Policía, inmediatamente le toman declaración, lo encarcelan y rápidamente se realiza un juicio. Puede darse el caso que se fije una fianza según qué tipo de delito con una orden judicial y espere a ser juzgado, bien con una ligera pena de cárcel o bien con una sanción económica y con antecedentes penales.

En el caso de ser una gran personalidad con suficiente peso específico o un político, interviene la UCO (Unidad Central Operativa) que es la Policía Judicial de la Guardia Civil por orden de un Juez, Tribunal o Fiscal, detiene a dicha persona, requisa documentación, le presta declaración, impone una fianza, y si no supone una posible amenaza de fuga queda en libertad provisional, hasta que se le realice un juicio que puede durar dicho espacio de tiempo desde unos meses hasta unos años o incluso una década.

En este primer paso ya vemos que hay unas diferencias importantes. En el segundo paso que es el de las sentencias más de lo mismo y en muchas ocasiones es cuando crece la indignación popular. La mayor parte corresponde a delitos económicos (fraudes, blanqueo de capitales, prevaricación, malversación, etc.), sobre todo de fondos públicos. Puede darse el caso de quedar libre y sin ninguna indemnización, quedar libre pero pagando una indemnización (sin devolver lo supuestamente defraudado o sustraído), o recibir una pena de cárcel muy inferior respecto a una persona normal por muchísima menos cantidad económica del delito cometido.

Por desgracia en España debido a los casos de Corrupción, sobre todo política, la sociedad clama al cielo y se pregunta “como puede ser esto”, “todos no somos iguales ante la justicia”, etc y queda la sensación popular de que las leyes son duras con los “Robagallinas”, con el que sustrae una tarjeta de crédito, con el que firma una cláusula suelo con el banco que no puede pagar y lo desahucian, con el que roba una bicicleta y lo condenan a tres años de cárcel, etc.

Y es que la verdad es así, porque el Poder Judicial Español está politizado. Es muy fácil de explicar y muy simple. El Consejo General del Poder Judicial, es el órgano de gobierno del mismo y ejerce sus competencias en todo el territorio nacional. Está presidido por el Presidente del Tribunal Supremo de España y compuesto por veinte vocales, nombrados por el Rey a propuesta del Senado y del Congreso de los Diputados. Cada Cámara propone a cuatro juristas de reconocida competencia y además selecciona seis Jueces o Magistrados propuestos en lista triple por los miembros de la Carrera Judicial, en elecciones internas. Con subordinación al Consejo General del Poder Judicial están, las Salas de Gobierno del Tribunal Supremo, de la Audiencia Nacional y de los Tribunales Superiores de Justicia, quienes ejercen funciones gubernativas y administrativas.

El Presidente de este CGPJ es al mismo tiempo el Presidente del Tribunal Supremo. Actualmente desde Noviembre del 2013 forman este Consejo 10 miembros propuestos por el PP, 7 miembros propuestos por el PSOE, 1 miembro de IU, 1 miembro de CIU y 1 miembro del PNV. Entre todos ellos eligen al Presidente de dicho Consejo. Vamos, que más claro agua!!.

Es decir, los casos que vemos a diario en los informativos (fraudes, blanqueo de capitales, prevaricación, malversación, etc), los llevan estos Tribunales “dirigidos” y “politizados”. Para el resto de mortales están las Audiencias Provinciales, Juzgados de Primera Instancia e Instrucción o Juzgados de Paz, cada uno dentro de la jurisdicción de cada Comunidad Autónoma o Provincial.

Los componentes que forman el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional, el Tribunal Superior de Justicia y el Tribunal Constitucional, los eligen como no el CGPJ.

Los juzgados están integrados por una sola persona (el juez), y los tribunales por varias personas (magistrados) que toman sus decisiones colegiadamente. Es decir a un “pez gordo” lo juzga un Magistrado y a un “samaruc” o a cualquier ciudadano normal un Juez

Dicho todo esto, está claro que en la Justicia española se utiliza un doble rasero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s